En muchas ocasiones que viví las injusticias, el dolor, el desamor, la humillación, guardé el silencio y hoy Señor no pienso callar.

Señor… quién eres realmente?, no busco juzgarte, no quiero hablar desde la ira, desde el ego lastimado o desde la confusión y la desesperación.

Señor no pretendo lastimarte pero me puedes explicar?…¿por qué labraste el camino con tanto amor? Por qué llenaste pozos de dulzura y placer, por qué Señor cobijaste un corazón y lo besaste.

Tengo tantas preguntas en mi ser que desearía tanto estar frente a ti, ver tus dulces ojos y me dieras las respuestas.

Señor, solo una vez amé en silencio y lo compartí contigo porque quería que conocieras todo de mi, quería que formaras parte de mi, de mi todo.

Te extraño, no pensaba pronunciar esa palabra pero siento un profundo hueco en mi vida, dónde estás?, qué fue lo que paso?... por qué decidiste matarme…

¿Todo esto fue un experiemento acaso?

Golpeo mis malos pensamientos que atacan mi cabeza… ¡No quiero pensar mal de ti!, no quiero pensarte mal, no quiero lastimarte, no quiero y me duele ir en contra de todo porque aún te creo especial, único, aún te creo lleno de amor .

Pero… pero… si todo fue falso … si todo formo parte de un experimento donde el ingrediente principal: fue mi corazón, la sustancia: mis emociones, la mezcla: las ilusiones… te imagino un químico que realizó pruebas de laboratorio con mi ser , esta mujer, hoy que le quemaste el alma en una de tus pruebas, calculaste todo

tan bien y hoy se quema con una lágrima, qué pretendías Señor?.

Me desangré, me levanté hoy por la mañana y frente al espejo vi mi lágrima, ¡ me espante Señor!, hasta dónde el dolor me estremeció.

¡Necesito unas alas!... unas alas falsas como todo este falso amor que me hagan volar !!!!, necesito olvidar, necesito viajar, perderme en el infinito de esas montañas que te acompañan, que alguien que me escuche me regale esas alas, solo regálamelas, es lo único que pido para irme lejos del dolor, te lo suplico por favor, si me lees y las tienes regálamelas solo quiero alejarme del dolor de un amor falso por favor.

Eva Benorrella